lunes, 14 de enero de 2013

Hoy puedes empezar a relajarte,evadirte...

Por lo general cuando acumulamos  un poco de tensión en nuestro cuerpo por motivos diversos, a veces, simplemente cotidianos, se nos refleja en la zona cervical y trapecios. Este cúmulo de tensión empieza durante el día y conforme van avanzando las horas nos notamos más cargados. Hasta llegar al punto de al acabar la jornada laboral estamos para ir a dormir, que nadie nos hable y lo más oscuras posible por el dolor de cabeza que nos ha generado la tensión.
Una buena costumbre que podrías empezar a tomar y muy sencilla, es la siguiente:
Nada más salgas del trabajo o donde estés que necesites descansar, vete a casa. Y allí, en tu hogar, intentar hacerlo lo más cálido posible. Puede resultar impactante al principio, pero es realmente sencillo. Tan sencillo como poner una luz muy ténue, un cd de música relajante, y te tumbas o sientas en una posición cómoda, y dejas la mente fuera de preocupaciones. Aparta por unos minutos esos pensamientos que te persiguen durante el día. Tán sólo son unos minutos. No debería de costarnos mucho esfuerzo, no crees? Pues es complicado. La mayor parte de la población funcionamos por inercia y no nos permitimos el dedicarnos unos 10 minutos a no pensar en nada.
Tán sólo pon la música, tumbate un poquito, cierra los ojos, si te gusta, un incienso suave. Y muy muy importante luz bajita para no molestar la vista. Si descansas los ojos, descansas tú.
No es difícil, no cuesta dinero, y no os imagináis lo beneficioso y lo bien que funciona. Si consigues relajarte por lo menos 30 minutos. Puedes lograr que se te vaya hasta el dolor de cabeza.
Si con este ambiente tan Zen te entra sueño, permítete dormirte media horita. Dónde está escrito que es obligatorio por la noche?
Tras dedicarte media hora para descansar la mente, puedes continuar con esa lista tan larga de tareas, recados y ocuparte de los niños o cualquier cosa que sea. Pero ya has conseguido relajar tu mente, y por consiguiente tu cuerpo también. No te desesperes porque el primer día no funcione. Hay que practicar a menudo y así convertirlo en una rutina como también lo es hacer la compra, lavar, planchar, visitar a los padres, tener la cena hecha y demás...Para poder llegar a todo eso sin una sensación de ansiedad, prueba a relajarte.
Para los más atrevidos y los más fans de este mundo de la relajación.Más que atrevidos, los catalogaría de inteligentes. Bien, lo ideal tras un día duro, una discusión fuerte con alguien querido, un día frío y gris, o simplemente te sientes agobiada mentalmente. Os propongo que os permitáis el lujo de llenaros la bañera de agua muy caliente. Poner un puñadito de sal, no es preciso sales de baño, encenderte unas velas, ó poner la lamparilla de noche en el baño. y un poquito de música relajante. Ahí si, entonces puedes relajarte y evadirte del mundo por un ratito.
Realmente, no tienes 30 minutos de tú vida para hacer algo por tu salud?
Para los que piensan que esto es un capricho, tonterías bla bla bla, más vale que no sigáis leyendo. Si decidís probar a relajaros tras un día duro con un baño, os daré la enhorabuena por intentarlo por lo menos.
Nadie dijo que es preciso hacerlo a diario. Todos sabemos que la ducha es más cómoda, más rápida y más económica. Pero por qué no alguna vez esporádica?
Os animo a empezar hoy a relajaros y vaciar la mente de cosas y de información. Por lo menos de la negativa.
Puedo decir que no es fácil llegar a relajarse cuando uno está en un nivel de estrés elevado. Pruébalo...Nunca es tarde para adoptar costumbres saludables.

 
 
Un ejemplo de música que puedes encontrar en youtube , no es preciso comprar cd´s.

 

2 comentarios:

  1. molt bé! a veure si lo dels 10 min. de relaxació funciona, ja et diré!pic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qui diu 10, diu 30...el secret consisteix en relaxar-se. ;-)

      Eliminar