martes, 5 de febrero de 2013

CONTROLAR EL ESTRÉS

   ¿ Sabemos controlar nuestro nivel de estrés?

Cuando se trabaja una jornada laboral completa siempre se intenta aludir la culpa al trabajo, al no tener tiempo de hacer nada, se lamenta la escasez de tiempo libre. Cuando se trabaja media jornada, queda otra media de tiempo libre. Y todavía se echa de menos disponer de más tiempo libre. Pero cuando no se tiene jornada laboral, se supone que dispones de todo el tiempo del día para administrarlo. Pero aún así, es impresionante como conseguimos ponernos nosotros mismos estrés en nuestro cuerpo. Parece como si el ser humano estuviese hecho para complicarse la vida. Si hay algo en esta vida que el ser humano sabe hacer a la perfección eso es, complicarse la vida.
Si, así es, la vida por lo general tiene cosas duras y amargas, pero aunque una persona no tenga complicaciones en su vida, tiene el maravilloso arte de buscar la manera para complicarsela.
Hay épocas en las que no estamos marcados con un horario ni puntualidades por cuestiones laborables o cotidianas, las que sean. Pero quedo sorprendida de que todavía a pesar de no estar marcados con un reloj, llega el mediodía y nos sentimos estresadas porque hay que hacer la comida. Llega la tarde y nos sentimos estresadas porque tenemos que preparar la cena. O simplemente dejando el cocinar a un lado, nos sentimos estresados por las cosas cotidianas en sí. No será que nos metemos el estrés en el cuerpo nosotros mismos?
Es cierto que tenemos muchas tareas que hacer, lugares donde acudir, personas con las que reunirnos y demás. Pero todo ésto lo podemos llegar a hacer sin acabar con una sensación de ansiedad.
Cuando estamos en un trabajo duro y con una jornada completa, pagaríamos por tener una tarde o mañana libre para adelantar todas esas cosas que tenemos pendientes.
Pero cuando tenemos todo este tiempo libre para poder hacer esa innumerable lista de tareas, siempre acabamos pensando en la siguiente cuando todavía no hemos acabado la que estamos haciendo.
Por qué no tomarnos las cosas con más calma? Si detrás de una se hace la otra, y siempre hay tiempo para todo. Más tarde o más pronto pero hay tiempo para todo y todos.
El secreto es saber administarlo. La pregunta sería; ¿ Sabemos administrar nuestro tiempo libre?
En lugar de acabar con la sensación de ansiedad y estrés, por qué no nos lo tomamos como un privilegio de poder hacerlo bajo nuestras pautas y los horarios que nos marcamos nosotras mismas?
Será que nos agobia el hecho de hacer la lista de tareas para todo el día antes de hacer la primera?
De pequeña me enseñaron que eso es ahogarte en un vaso de agua.
Con el paso del tiempo te das cuenta de que puedes llegar a eso y mucho más. Con el paso del tiempo llega el aprendizaje. Por eso, las que estéis pasando una fase un tanto complicada, no os agobiéis, y pensad siempre ésto: Todo pasa en la vida, lo bueno y lo malo. Y de todo siempre se aprende algo bueno. Con lo cual, aunque te esté pasando algo desagradable ya sabes de antemano que algo bueno aprenderás de ello.
En la vida es necesario pasar por alguno de éstos baches que no son nada más que traguitos. Para poder tomar fuerza para afrontar alguno en un futuro próximo. Sino fuésemos aprendiendo sobre las etapas de la vida, y todo fuese color de rosa, el día que nos llegase un trago amargo, nos moriríamos, no lo soportaríamos. Y el ser humano debe de hacerse fuerte con el paso de la vida con las pequeñas cosas que le pasan. Y debemos quedarnos con lo positivo, y es que para la próxima, ya sabemos cómo actuar, o por lo menos no te pillará tan de sorpresa.
Vive el día a día, haz tus tareas poco a poco, sin prisa pero sin pausa.
Debemos intentar tomarnos la vida con más calma.
Si reflexionamos profundamente, qué podemos ganar con vivir al límite? Nada más que un susto...
Y por qué no evitarlo?
Aquí estamos de paso. La vida es una oportunidad que nos dieron nuestros padres para disfrutarla, vivirla y sentirla. No sirve de nada complicarnosla.
Cómo decía una frase que leí una vez en un libro: ¿ Por qué preocuparnos si lo peor que nos puede pasar en la vida lo tenemos asegurado? CARPE DIEM.
Como siempre, os recomiendo que pongáis siempre en vuestro día a día, música relajante...

1 comentario:

  1. Hola Susana!
    Te escribo desde Ánimo de Mujer en relación a un mensaje que nos dejaste en el sitio.
    Quisiera enviarte un mail pero no tengo tu correo.
    Me podrás escribir a lorena@sudydigital.com
    Gracias!

    ResponderEliminar