domingo, 3 de febrero de 2013

LA GRATITUD


    DAR LAS GRACIAS NO CUESTA TANTO

Desde bien pequeños nos enseñan y nos educan. Nos intentan enseñar a saber y diferenciar que cosas están bien y cosas están mal. Y cuando apenas empezamos a hablar, una de las primeras cosas que nos enseñan para que memoricemos es : dar las gracias.
Bien, la sociedad suele decir gracias por cosas cotidianas, pero la mayor parte de las veces se hace por inercia. Si nos hacen un regalo decimos gracias porque sabemos que es lo que procede. Si nos abran una puerta y nos dan paso decimos gracias. Si pedimos la hora a alguien decimos gracias.
Todo esto está bien, pero la gratitud va más allá. El ser , estar agradecido por algo va más allá.
El ser humano debería de ser más agradecido con la vida. Dar las gracias de una manera más profunda. Sentir que realmente estamos agradecidos por lo que nos está pasando.
Es muy importante la ley de la gratitud, si te sientes agradecida /o por algo, inconscientemente se refleja de una manera positiva para ti. No tienes que hacerlo a cambio de recibir nada. Simplemente porque lo sientas. Pero poco a poco ser más consciente de todas las cosas por las que debes estar agradecida, es muy saludable. Y olvidarte un poco de aquello que no tienes o no te gusta.
Puedes empezar por dar las gracias cada día que te levantas y puedes ver, puedes oír, puedes caminar, puedes comer, puedes respirar, puedes dar los buenos días a una persona querida, puedes dar las gracias por estar aquí un día más. Todo esto te puede parecer una tontería, pero si te paras a pensar por unos minutos, la cifra de personas que pagaría por poder hacer alguna de esas cosas, es incontable.
Cuando pases un día agradable, feliz, divertido, con amigos o familia, no cuesta nada decir para tus adentros si quieres, gracias por el día tan bueno que he tenido.
O dar las gracias por la familia que tienes. Porque tus amigas siguen estando ahí, porque has conocido a una persona increíble. Da las gracias por ello.
Si eres creyente y crees en algún Dios, dale las gracias a Dios por las cosas buenas que te da. Si no lo eres, da las gracias igualmente al mundo en sí, por las cosas buenas que tienes. Verás como la gratitud se refleja de manera muy positiva en tu vida.
Si alguien se preocupa por ti, te hace un favor, por pequeño que sea, dale las gracias. Ya no sólo por educación, sino por tu bienestar personal. Porque realmente sientes que estás agradecido.
No quiere decir ésto que debemos estar todo el día arrodillados dando las gracias. Pero el ser agradecido en la vida es una virtud muy grande.
Cuando alguien ha perdido un minuto de su vida por hacer algo por ti, dale las gracias.
Sinceramente, no cuesta nada. Piensa y analiza que tan sólo una palabra puede ser mucho.
Que no te cueste decir GRACIAS. Es una palabra muy hermosa.
La vida ya tiene sus cosas amargas, porque no dar las gracias por las cosas buenas que te brinda?
Venga, anímate. Si no es hoy, cuándo?
Hoy puedes empezar a dar las gracias por algo que te ha pasado, aunque sea por haber estado un día más en la tierra. Piensa que hay personas que luchan cada día por estar un día más en ella.

Os dejo con un tema bonito Thank you - Dido

No hay comentarios:

Publicar un comentario