lunes, 18 de febrero de 2013

NO PIERDAS EL TIEMPO EN CAMBIAR A ALGUIEN

                ¿ALGUNA VEZ HAS INTENTADO CAMBIAR A ALGUIEN?

Puede que alguna vez hayas tenido muy cerca a una persona que no acaba de ser como tú quisieras que fuese. Y esa persona te gusta, le tienes aprecio, cariño, es cercana a ti, y por la razón que sea inconscientemente si no te gustan cosas de su manera de ser, tiendes a corregirle.
Bien, al principio lo intentaremos una y otra vez hasta que llegue un día lejano en el que puede que tengamos la suerte de darnos cuenta de que es imposible. Más que imposible, no merece la pena. ¿ para qué vas a intentar cambiar a alguien que en el fondo no es así? ¿es que realmente prefieres que haga lo que a ti te gusta forzado o forzada? Puede que por un tiempo determinado por complacerte lo haga y parezca que cambie, pero a la larga es peor para ti, porque te llevarás la decepción de tu vida. Esa persona volverá a ser como es, y mientras tú estés triste, en cambio la otra parte siente un gran alivio al volver a su vida natural.
Hay mujeres que de repente se enamoran de una persona y al principio todo es muy bonito. ¿ Por qué se dice ésta frase tanto? Por la sencilla razón de que cuando dos personas se conocen o se gustan, muestran lo mejor de ellas para agradar a la otra. Eso es el cortejo. Como todo ser humano, luego se ven las virtudes y los defectos. Pero cuando una persona quiere conquistar a otra, muestra lo mejor de sí misma para ser lo más perfectito posible. Eso está bien, pues entra dentro de la magia de la conquista. Pero como comentaba antes, hay mujeres que poco a poco van viendo que hay cosas de esos chicos que no les gustan, y tienden a intentar cambiar sus hábitos o costumbres. Eso les cuesta una y otra discusión, crisis de pareja, reconciliaciones hasta que finalmente parece que él cede y cambia. Pero para las que os sintáis en este punto, no creéis que es más bonito estar con alguien al principio que te guste como es, y aceptarlo como tal. Si realmente no te gusta la vida que lleva, directamente toma caminos diferentes. Y no me sirve, el que no podrás resistirlo y demás...Si madres con niños pequeños son capaces de divorciarse de sus maridos y sacar a sus hijos adelante ellas solas, no me digas que no puedes cortar un noviazgo que te está consumiendo las energías?
Sinceramente si estás intentando encaminar a alguien ya con una edad adulta y sientes que te das con una pared, ésto es realmente agotador.
Lo mismo pasa si quieres intentar cambiar a un familiar o un amigo, alguien cercano. Ellos van a hacer como que te escuchan pero cuando una persona es de una manera determinada y ha decidido encaminar su vida así, va a ser un trabajo difícil.
Entiendo cual es el sentimiento de frustración cuando a ti te cuesta un gran disgusto o ansiedad el cambiar e intentar aconsejarle para bien mientras él muestra total indiferencia.
Pienso que sólo por el esfuerzo y el no ver triste a la otra persona, deberían de cambiar. En el caso de que sean hábitos pocos saludables.
Pero con el tiempo te darás cuenta de que acabas tan sumamente agotada que tienes que optar por dos caminos: uno: continuas castigándote y caes tu enferma de los nervios y no comer, o dos: vivir tu vida y que decida hacer lo que quiera con la suya. Siempre y cuando tu conciencia esté tranquila de haberlo intentado.
En cuanto al tema sentimental, es delicado. Muchas parejas se la pasan intentando cambiarse el uno al otro, y al final para qué? Son personas totalmente diferentes que no tienen nada en común. Y al final te conviertes en una especie de madre cuando deberías de ser una novia o esposa a la que cuiden y mimen. Madre ya serás cuando te toque y tengas tus propios hijos.
Aquí estamos para ser felices y madres cuando la madre naturaleza lo decida. Pero para criar a niños grandes, lo siento pero no.
Recuerda ésto: cuando empiezas una relación de pareja, no estás con un novio, estás con un compañero de viaje, un viaje que es la vida, y el cual los dos camináis hacia el mismo sentido. Eso es el entendimiento mutuo de la pareja.
Por el contrario, si estás con alguien que continuamente tienes que guiarle cada pasito que da, eso no es un compañero de tu viaje, es una mochila...
Piensa y medita que te compensa más. La decisión está en tu mano.

Luci Silvas lo describe muy bien en la letra de ésta canción

No hay comentarios:

Publicar un comentario