sábado, 9 de febrero de 2013

SE TU MISMA, PERO CON BUENA FE


                             NI COTILLEOS NI ENVIDIAS

Dicen que por naturaleza los hombres son infieles, que si son todos iguales, que si sólo piensan en lo mismo...etc. Pero las mujeres además se ser más sensibles y de ser capaces de hacer cosas que ellos nunca harían, hemos de reconocer que la mujer por naturaleza tiende a tener la mente más retorcida.
Es obvio que habréis comprobado en vuestras propias carnes que nunca es lo mismo trabajar con una mujer que con un hombre. Ni es lo mismo una reunión de mujeres que una de hombres. Por supuesto en las de hombres muchas de las veces las conversaciones tienden a ser absurdas, pero algunas otras veces, hay conversaciones de mujeres que son terribles! Que si yo me he comprado ésta marca, que si mi coche es mejor, que si yo soy más fashion, que si mi hijo ya habla y el tuyo no, ...etc. Cuando estás enmedio de este tipo de conversaciones, no sabes diferenciar cual es más absurda.
Los hombres hablarán de fútbol, hablarán de trabajo, de mujeres, de muchas barbaridades, pero nunca se traicionan entre ellos. Nunca tienden a criticar a las espaldas de un amigo. No suelen haber problemas entre ellos porque en realidad sí son más simples. Si algo bueno tienen es que no le dan excesiva importancia a lo que no la tiene.
Pero las mujeres le damos excesiva importancia y analizamos demasiado cualquier pequeño movimiento que pueda dar la de al lado. Y si podemos tenerlas  a todas localizadas, mucho mejor.
Por favor, se tú misma, pero de una manera sana. No entres en envidias ni polémicas. Vive y deja el mundo correr. Te irá mucho mejor.
Yo soy mujer y como todas tengo mis defectos, en algunas cosas me considero de personalidad sana, pero muchas veces aunque quieras ir con el corazón en la mano, siempre hay alguien que hace sacar lo peor de ti. Y dar respuestas feas o reacciones feas que no quisieras hacer, pero en ocasiones no te queda otra porque una tiene que ponerse en su lugar cuando procede.
Yo siempre pensé que sería una buena inversión pagar unos cursos de actividades a aquellas que sus vidas son tan sumamente aburridas que la única distracción que tienen cuando están en una reunión con amigos es criticar a la de al lado, cuando no la escucha por supuesto. Y luego una sonrisita barata que eso es gratis.
No caigáis en eso. Como persona ganarás mucho más. Ese tipo de comportamientos nunca te van a llevar a nada bueno. Como mucho a la soledad. Y si no te quedas sola, te quedas con otra como tú que no se que es peor.
Las envidias, todos alguna vez hemos hablado de las envidias. Es difícil poner la etiqueta de envidiosa. Pero cuando observas y analizas un comportamiento en alguien que a pesar de pasarlo por alto durante varias ocasiones, sigue sin cambiar, lo más probable es que sea envidia.
Puede que esté feo hablar de ésto, pero hay que ser realistas. Los comportamientos no los voy a describir porque si le pones un poco de imaginación y astucia, lo sabrás enseguida.
Al igual que sucede con los hombres, con las mujeres también pasa, no todas son iguales. En la vida te vas a cruzar con mujeres que son realmente estupendas, maravillosas, que se alegran de que las cosas te vayan bien, que se preocupan si te van mal, es decir, sentimientos sanos. Y luego te  encontrarás con las que siempre le sacarán alguna pega a algo, la que se pasa el día hablando de los demás, la que te come la oreja rajando a la de al lado, ojo!!!advertencia!!!, si hace eso con la de al lado, ten por seguro que cuando te des tú la vuelta hará lo mismo contigo. Clínicamente testado!!!
Y luego están las que ni blanco ni negro, ni se alegran ni se preocupan, simplemente con su silencio te quieren hacer ver que te molesta mucho y que te rechaza. Pero lo mejor de todo, es que piensa que te afectará y te importará. Cuando básicamente te importa un pepino. Pero tu silencio tiene que estar por encima. La educación es lo primero ante todo.
Todo ésto, viene para que no caigas en corrillos ni entres nunca en el juego de las críticas a personas que nunca te han hecho nada. Lo más inteligente es mantenerse al margen, y llevarte bien con todo el mundo. No es necesario que entres en el juego para ser más amiguita de ella o ellas, una persona cuando quiere ser amiga tuya no pierde el tiempo en contaminar conversaciones inútiles. Una persona cuando quiere ser amiga tuya, se ríe contigo, se gastan bromas, se queda para un café, para comer, cenar, divertirse.
Así que si quieres un buen consejo; vive tu vida lo mejor que puedas, rodéate de la gente que te haga sentirte bien, no le des ni un minuto de atención a personas que no la merecen. Y simplemente, vive y deja vivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario