miércoles, 13 de marzo de 2013


               EL DON DE TENER LAS COSAS CLARAS 1ª parte

Con el paso del tiempo, de los años, y de las experiencias vividas, te das cuenta o empiezas a valorar que el tener las cosas claras en la vida facilita las cosas muchísimo. Yo considero que es buenísimo que una persona tenga las cosas claras. La duda, la incertidumbre, hace que no tomes decisiones importantes en la vida, y a veces hace que las tomes equivocadas. Algo importante es que para ganar hay que arriesgar, y en nuestro camino por la vida nos vamos a encontrar con decisiones que he hemos tomado y han resultado no ser las más acertadas. Pero de ahí también aprendemos de los errores. Y ahí también puede ser un buen paso para empezar a tener las cosas claras. Si se trata de una relación, sabrás lo que quieres para una relación futura, pero sobretodo lo que NO quieres para una relación futura.

De niños ya se toman pequeñas decisiones, como qué deporte queremos practicar, que amiguitos queremos tener, o que cosas nos gustan de comer. Cuando eres adolescente, hay quién tiene muy claro que carrera quiere estudiar, y hay quién empieza algo en la universidad y luego ya cambiará. Si os fijáis, con la mayoría de edad todavía no se tienen las cosas claras. Pero yo le empiezo a dar importancia cuando somos adultos. Cuando una persona adulta no sabe tomar una decisión importante en su vida, dice mucho de su persona. Muchas veces, nos tocará tomar decisiones agradables pero otras muchas van a ser menos agradables, como puede ser una ruptura. Cuando un adulto no está atravesando un buen momento con su pareja y éste se convierte en una crisis con ruptura a voces, no siempre se tiene el valor de dar el paso a decir se terminó. Bien, tenemos que ser conscientes de que tú vida sólo la puedes vivir tú, nadie puede vivirla por ti. Y no puedes continuar fingiendo algo que no existe, porque el tiempo pasa. Y posiblemente la vida tiene preparada para ti otras experiencias. El factor más dañino en estos casos es la comodidad. Por comodidad de no estar solos y por no pasarlo mal, o por si acaso fracasa lo demás, o por si no me funciona con la otra persona, por las dudas, me quedo como estoy. ERROR!!!

Si sientes que ya has meditado un tiempo prudencial acerca de tu situación y sientes que lo que deseas y quieres es algo diferente a lo que estás viviendo, toma la decisión. Se que es un paso difícil y no es el camino fácil, pero te ayudará en el futuro.

Muchas personas por miedo, comodidad y por no saber tomar decisiones, prefieren mantener dos relaciones paralelas. Puede ser una bellísima persona y con un corazón enorme pero con su incertidumbre demuestra que todavía no se ha alcanzado la madurez suficiente.

Y recuerda esto: aquí sólo estamos para cumplir una única misión, SER FELIZ!

Para las que estáis esperándole todavía, ellos nunca las dejan...Así que no perdáis el tiempo. Sólo lo hará aquel que tenga el Don de tener las cosas claras.

 


En ese caso lo mejor que le puedes contestar es ésto:

No hay comentarios:

Publicar un comentario