miércoles, 29 de mayo de 2013

APROVECHAR EL TIEMPO LIBRE

      LAS COSAS NUNCA PASAN POR CASUALIDAD

Puede que estés en un momento de tu vida en el que has terminado tu contrato laboral, se vence en breve, te despidieron, te despediste tú, o simplemente te está costando encontrarlo.
Bien, ésta situación a veces nos puede crear un conflicto interior en el cual la mayor parte del tiempo sabemos lo que queremos pero de repente un día nos levantamos y todo parece que está en nuestra contra. Ese día acabamos enfadadas con el mundo porque no te está ocurriendo lo que tú esperas o lo que tú quieres. Al día siguiente por lo general ese sentimiento de frustración por no hacer algo útil por la vida parece que va desapareciendo o aflojando poco a poco.
Disponer de todo el día libre está bien y a veces puede resultar atractivo, pero para las que están acostumbradas a trabajar bajo presión y con un ritmo acelerado, el estar tanto tiempo relajadas puede llegar a poner más ansiosa.
Lo que pretendo decir con éste artículo es que las cosas nunca pasan por casualidad, siempre pasan por alguna razón. Si en éstos momentos no tienes trabajo o no tienes una obligación severa que cumplir, pues será porque tiene que ser así, no le des más vueltas.
En éstos momentos de crisis económica a todo aquel que está trabajando se le envidia y se le mira como si fuese una especie de otro planeta. Por qué?
Todos sabemos la situación cual es. Todos sabemos que no está fácil pero por favor, en lugar de lamentarnos por no estar corriendo con el coche para llegar a las 8 en punto al trabajo y comer un sandwich por el camino para volver al mediodía, porque no te alegras por un momento de las cosas buenas que tienes al poder disponer de un tiempo libre?.
Vivimos en una sociedad en la que se está contaminando de drama. En la que en el minuto 1 en el que te has quedado sin trabajo la gente ya se deprime y lo comunica como una malísima noticia.
Siendo realistas, no es buena noticia quedarte sin trabajo pero tampoco es el fin del mundo. No se si me explico bien. Quedarte sin trabajo simplemente significa pasar a una etapa diferente, vivir un cambio, pensar, y tomar decisiones. Puede que sea duro si tienes una familia a tu cargo que alimentar.
Pero si no tienes cargas familiares ni graves problemas económicos, puede que lo que te está asustando es salir de la comodidad en la que vivías. Miedo a llamar a otra puerta a pedir trabajo y pensar que no serás lo suficiente bueno para ello.
Olvídate por un instante de que hay gente preparada y con estudios. Esa gente ha existido toda la vida y seguirá existiendo pero ahora se menciona mucho más para excusarnos de que no somos lo suficiente buenos para cualquier puesto.
Me resulta cansino escuchar que para trabajar vendiendo hamburguesas rechazan a gente con estudios. Y qué? Pues en otro puesto de trabajo te aceptarán. Quizás tu destino no está vendiendo hamburguesas. Estamos en una sociedad muy conformista en la que nos hacemos pequeñitos con el miedo que nos inculcan. Y ahora más que nunca hay que ser fuertes y tener el valor y el coraje de coger bien orgulloso tu CV y llamar a la puerta que quieras a pedir tu oportunidad. Quién sabe? Puede que hayas llamado el el día oportuno, a la hora oportuna y hayas dado con la persona oportuna. Eso funciona así.
Para las que no estáis muy decididas a llamar a las puertas de las empresas o simplemente estáis sufriendo un pequeño bloqueo de hacia dónde encaminar vuestra vida o carrera profesional, primero de todo para. Tienes el gran privilegio de disponer de tiempo libre para pensar. Aprovecha para pensar, y pensar y pensar hacia donde te gustaría ir. Qué te gustaría hacer. O simplemente deja correr los días y a veces las ideas vienen a la cabeza sin más. Aprovecha para hacer deporte, relajarte, y a ratitos tu mente irá pensando hacia donde le apetece encaminarse.
No te agobies porque no sale la idea o no sale el trabajo. En numerosas ocasiones sale enmedio de una cena con amigos o conocidos y conversando con gente a veces surgen oportunidades, ideas. Deja que la gente sabia te de consejos o te guíen. Luego decides tú.
Disfruta de tu tiempo libre mientras puedas, todos sabemos que luego vendrán tiempos en los que no tendrás ese privilegio.
Y como dirían, no hay  mal que cien años dure...
Enjoy!

Os dejo con un enlace de música relajante para que podáis darle a play mientras estás en casa sin saber qué hacer, algo se te ocurrirá, ya verás. Déjate llevar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario