jueves, 23 de mayo de 2013

EN BUSCA DE LA OPORTUNIDAD



Cuando tienes 18 años tienes que decidir qué carrera quieres estudiar en el caso de que quieras continuar los estudios. Un adolescente, porque con 18 años yo no creo que sean lo suficiente maduros para la mayoría de edad, ya sufre sacando aprobado toda la selectividad. Imaginad sacar aprobado toda una carrera en una jungla de cientos de personas dónde nadie le conoce ni siquiera los profesores al finalizar los estudios.
Cuando decides estudiar una carrera, ya no sólo te decantas por una diplomatura, sino que vamos más allá en nuestra apuesta y nos inscribimos en una Licenciatura de 5 a 6 años que son lo que cuesta sacarlas. Hemos crecido en una sociedad dónde los que tenían carrera universitaria optaban a puestos de trabajo más o menos respetables con sueldos más o menos respetables.
Decides ponerte a estudiar y sacrificar tu juventud en una habitación de piso compartido para llegar a ser una economista con muchos conocimientos, los mayores posibles, en una universidad de donde salen los políticos y el presidente de la Bolsa. Todo buscando el camino hacia la oportunidad.
Buscando y trabajando en ese camino para cuando llegues a ser Licenciado tengas ese puesto de trabajo merecido tras tanto esfuerzo, dedicación y dinero invertido. No contento con eso, aún seguimos apostando por más estudios si cabe, aún en los momentos difíciles. Y empezamos con un curso de Especialista en Asesor Financiero Europeo un curso que va a ser obligatorio para todo aquel que trabaje en banca y esté en alguna posición directiva. Bien, yo estaba en caja pero aún así decidí hacerlo por mi cuenta sin que al banco le costara dinero. Para cuando lo necesitara que no fuese necesario que gastasen dinero en mi. El resultado fue la no renovación del contrato por la crisis...
Pero no contenta con eso, el curso que acabé de finalizar, lo amplio a Máster en especialista en asesoría financiera y seguros. La nota del máster 8.5. No está mal.
Bien, finalizo el Máster pero sin trabajo todavía. Hago un intento de marchar a los Estados Unidos. Más concretamente Washington, allí llueven las oportunidades laborales. Ojo, pero no es fácil que una gota llegue a ti. Pero te rodea todo lo que puede darte el éxito. Como todo en la vida hay que perseguirlo, y yo no lo perseguí.
Tenía que pensar muy detenidamente en mi balanza personal. Estaba sin pareja pero tenía a mis padres en España, mi casa, mis amigos...e hice una valoración más profunda del estrés de vida de un lugar y otro. De tanto pensar las cosas al final no las haces. Así que mi decisión fue pasar más tiempo con mi familia y vivir cerca de ellos.
Luego alguien te promete una oportunidad, de la cual estás enormemente agradecida. Pero para alguien que ha dejado tanto la piel en formarse e intentar ser la mejor en casi todo, es difícil aceptar ciertas condiciones. Pero las aceptas y sigues la búsqueda de la oportunidad.
Ahí estás, con una carrera a tus espaldas con una de las mejores formaciones, un curso y un máster. Y a personas así si hay algo que les saque más de las casillas es que les mire por encima del hombro o les de órdenes alguien a quien un día le dieron un cargo y ni siquiera tiene la escuela terminada.
En fin, es duro pero tienes dos opciones o tomarlo o dejarlo. Y la segunda aunque de miedo la crisis es la más viable.
Y ahí continuamos, en busca de la oportunidad. Esa oportunidad que pasan los años y no sale.
Si, podríamos decir, hay que salir a buscarla... Pero si sé perfectamente como funciona. Las empresas grandes antes de contratar a alguien buscan becarios en la universidad por 300- 400 eur que les hace la misma tarea, tienen ganas y se comen el mundo, los entrenan para ser uno más en el futuro, les hacen un contrato indefinido y plaza cubierta. Lo se, porque yo he sido así, yo he sido becaria de una multinacional financiera recobrando impagados mientras finalizaba mi carrera en Barcelona. Y para mi era lo más. Y todos los que trabajaban allí habían sido becarios anteriormente...Muy pocos son los que entran directos. Por lo menos en multinacionales.
Volviendo al tema, a veces se te ocurren ideas muy estúpidas como continuar estudiando. Porque ahora mismo que me queda el Doctorado? Y la verdad no creo que me saque de la crisis de éste sistema español de mierda.
Continuaremos en busca de la oportunidad laboral. Esa oportunidad que por lo menos nos merecemos de recompensa todos aquellos que nos hemos roto el cerebro estudiando por tantísimos años porque creíamos que eso tenía aunque fuese una salida, ya ni buena o mala, simplemente una. Vosotros la habéis visto? Yo tampoco...
Ésta mañana en mi buzón me he encontrado con éste vídeo acerca de todo esto. Igual os resulta interesante. El chico dice cosas muy coherentes y que en el fondo todos sabemos y como pasa siempre, nunca aplicamos. Si tengo que poner una crítica es que desde el otro lado del cristal es fácil dar lecciones de moralidad. Me gustaría saber en qué posición está él. Ojo, el chaval habla claro!



No hay comentarios:

Publicar un comentario