miércoles, 22 de mayo de 2013

TODO LLEGA...

   ¿ CANSADA DE LA TÍPICA FRASE: TODO LLEGA?

Cuando atraviesas una etapa de incertidumbre, de cambios, de agobio, ...etc, nuestro alrededor se da cuenta de que algo no va bien en nuestra vida, algo nos agobia o algo no nos cuadra. Muchas veces le damos vueltas a nuestra cabeza durante meses pensando que tan sólo nosotras mismas sabemos lo que cocemos en nuestra azotea. Pero no es así, nuestro entorno lo nota, lo percibe, simplemente porque nos conocen. Y es que hasta a persona más reservada de la tierra, cuando algo no va bien en su día a día, alguien de su entorno por poco que la conozca, sabe enseguida que algo pasa.
Bien, a parte de todo esto, cuando más agobiados estamos nos encontramos a menudo con la frase, tranquila todo llega...Y qué es lo que pasa por nuestra mente en ese instante? pues lo siguiente: Pues yo no veo el día que llegue...
Tengo que decir, que SI que llega!
Todas en algún momento nos hemos encontrado en un punto de nuestro camino en qué nos sentíamos incompletas, en el que algo nos faltaba para que nuestra vida estuviese encaminada del todo. Un punto de apoyo hacia la ubicación.
Puede ser una pareja, un trabajo, dinero, casa, hijos...
Por lo general el ser humano cuando desea algo con muchas ganas, ocurren dos cosas, el universo conspira para que así sea por la ley de la atracción, pero por otro lado se nos hace eterno por la impaciencia que nos caracteriza.
Hay personas que se les caracteriza por su impaciencia y otras por su paciencia. Ambas cosas son buenas y malas en exceso.
Un exceso de impaciencia caracteriza a una persona impulsiva, emprendedor, puntual, ansiosa, y este tipo de personas suelen ser astutas pero en algunos momentos se lo pueden pasar mal por la ansiedad que les puede ocasionar.
En cambio las personas pacientes, juegan una ventaja frente a las impacientes. Tienen la ventaja de saber y concienciarse de que no por ir más deprisa van a obtener mejores resultados. Prefieren jugar con lentitud para arriesgar lo mínimo. Y para qué adelantarse si van a llegar igual? Son más tranquilas, menos ansiosas pero por el contrario menos ambiciosas.
Pero en cualquiera de los casos, una persona muy querida un día me enseñó que la vida es de los pacientes!
Y si estás esperando a esa persona, ese trabajo, ese algo que esperes, tranquila que todo llega...





No hay comentarios:

Publicar un comentario