sábado, 21 de marzo de 2015


               DIARIO DE UNA EMBARAZADA: 1

Como he mencionado en el punto anterior, vamos a hablar un poco del tema de la maternidad y embarazo. Como todo el mundo del mundo mundial dice y pregona  a los cuatro vientos es la experiencia más maravillosa y bonita del universo. Por supuesto es la experiencia más divina y hermosa a la vez que gratificante que nos ha dado Dios, pero a la vez la más difícil y dura. Eso es así y quién os diga lo contrario miente.
Durante todos estos meses de embarazo y crianza con un bebé, te das cuenta de muchísimas cosas y aunque parezca mentira, porque lo parece a día de hoy, tienes mucho tiempo para pensar y analizar.
Llevo mucho tiempo guardando en mi rinconcito de ideas cositas para escribir y compartir. Pero vamos a ir poco a poco.
Bien, como decía durante estos largos meses me he hartado de escuchar muchíiiiisimas cosas acerca de los embarazos, partos, pos partos, lactancias, bla bl bla....
y me he hartado de escuchar que maravillosos embarazos, maravillosos partos, maravillosos pos partos, y lo más gracioso maravillosos bebés que duermen como reyes y nunca lloran. Conclusión:mentira!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Soy una mamá que ha pasado por todas esas fases y me gustaría puntualizar y matizar en alguna de ellas o más bien en casi todas.
Este apartado del blog lo dedicaría a las que son futuras mamás o piensan serlo. Más que nada para que lean cosas reales a veces y no les vendan la moto sus amigas, vecinas y demás y por supuesto, evitar convertirse como ellas.
Llega el momento en que piensas con tu pareja que sería buena idea ser padres y como ya sabéis, pues se empieza a buscar o no poner medios para impedirlo. Hay personas que les cuesta más, hay quien les cuesta menos y eso es obvio porque todos sabemos que cada cuerpo es un mundo. Pues es curioso cuando empiezas a buscar y pasan los meses y resulta que a tu alrededor la mayoría se ha quedado a la primera. Eso está bien, no hay nada de malo en ello. Pero al final es como que te sientes una especie de otro planeta. Nunca debes sentirte así, pues tu bebé llegará a tu cuerpo un día. Pero nosotros no podemos decidir cuándo. No podemos obligar a que un bebé venga a nuestro cuerpo si no estamos preparados para ello aunque pensemos que sí. Todo llega. Y debemos continuar en su búsqueda con calma, paz y sosiego. Se que no es fácil cuando pasan unos meses y la cosa no es tan sencilla como parecía.
Hay muchas mujeres que su círculo de amigos a veces son los que más torturan porque se ven rodeadas de conversaciones de bebés, embarazos y lactancias cuando ellas están intentándolo por todos los medios. Se sienten fatal y es comprensible. Es igual como esa chica que es la única que no tiene novio en su grupo y se ve rodeada de parejas y llega un día en que se siente la más extraña del universo.
No debemos dejar que eso nos afecte. Entiendo que cuando te rodeas tanto de un ambiente, a ti también te apetece y llegas a decir: yo también lo quiero! pero todo llega. Recuerda esta frase siempre.
Y por supuesto, si alguna vez te cruzas con alguien que te pregunta; y todavía no te has quedado? Por supuestísimo, ignórala y no se lo tengas en cuenta porque la pobre peca de su ignorancia y ya tiene bastante con llevar a cuestas eso toda su vida.
Hay quién simplemente no quieren, no pueden o no han encontrado el momento de ello. Por tanto,  dejemos a las mujeres que no están embarazadas tranquilas.
Sobra decir que cuando una pareja está tardando tiempo en tener un bebé nunca hay que preguntarle. Por favor, vamos a tener un poco de dos dedos de frente.
Y tú que sabes los motivos de por los que no lo son todavía? Puede que hayan perdido a su bebé y nadie lo sepa y bastante mal se sientan como para que les recordemos el tema.
Todos sabemos que hay muchas parejas que desafortunadamente pierden a sus bebés tan deseados y no se enteran ni los más íntimos. Debe de ser una experiencia muy fea y desagradable a la vez que triste. Así que tomemos conciencia de que este tema es más delicado de lo que parece.
Si seguimos con las presiones emocionales que ejerce la sociedad, hay mamás que están sufriendo mucho la pregunta: y no te animas a por un segundo?
A mi personalmente me encantaría tener una familia numerosa, pero hay quien directamente te responde con un NO rotundo. Debemos respetarle también. Lo más gracioso es que esa pregunta se a hace la misma persona una y otra vez. Es cómico pero puede llegar a saturar y si hay una remota posibilidad de que se anime, presionando tanto, se la quitaremos. jaja
No quiero enrollarme mucho más en este apartado porque puede resultar pesado leer tanto del tirón pero hay mucho que decir en las próximos apartados.
Os dejo con una palabra: Enjoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario