martes, 22 de septiembre de 2015



RODEADA DE ÉXITO ? EN BUSCA DEL TUYO

La vida de las personas está llena de ciclos. Ciclos buenos, ciclos regulares y ciclos no tan buenos. No voy a utilizar el término ciclo malo porque no me gusta catalogar algo como malo. Unos ciclos se abren, otros se cierran y otros en ocasiones resultan un poco interminables. Pero como todo en la vida se termina. Como dice la canción de Shakira, no hay mal que cien años dure.
Hay momentos de nuestra vida en los que nos sentimos muy bien, muy fuertes, con ganas de pisar fuerte y sobretodo muy seguros de nosotros mimos. Esas buenas sensaciones se acentúan cuando acabas de superar una fobia, te has enfrentado a ella o porque sí, te encuentras en uno de esos momentos que te sientes muy segura, vamos a dejarlo ahí.
Hay momentos en los que no te sientes al 100% satisfecha con tu vida o con las sensaciones que tienes, y eso no quiere decir que no te sientas seguro pero algo no acaba de cuadrar.
Esos momentos al igual que tú, los de tu alrededor también se dan cuenta y acaban conviviendo con ello también. Sobretodo los que más cerca tienes.
Y es que en este artículo que escribo hoy me voy a centrar en aquellos momentos o aquellas personas que cuando les va todo genial no recuerdan cuando les fue mal.
Aquellas personas que cuando de algún modo les pides que te echen un cable o digamos entre comillas ayuda, no recuerdan cuando ellos en algún momento la han necesitado.
Esas personas que no tienden la mano o miran hacia otro lado porque es la postura más cómoda cuando saben de sobra que necesitas un cable. En términos de psicología digamos que no salen de su zona de confort.Y lo triste es que ellos no recuerdan ese pequeño momento en que ellos necesitan o han necesitado una pequeña ayuda en un momento puntual y sólo tú has podido sacarle del apuro. En ningún momento me estoy dirigiendo al tema económico.
Quizás esas personas no necesitarán nunca ayuda económica tuya, ó si, quién sabe, pero pueden necesitar ese tipo de ayuda de otro modo en el que es urgente en ese mismo minuto solucionarlo.
No nos olvidemos que no todo se paga con dinero.
Bien, como todo en la vida, no pasa absolutamente nada porque con o sin ella sales adelante y ni se acaba el mundo ni las oportunidades, ni mucho menos las personas.
Gracias a Dios tengo la mente muy abierta y siempre pensé y cada día al levantarme que el mundo es tan grande y está tan lleno de oportunidades, de lugares, países, personas maravillosas por conocer, costumbres,... que para nada me cierro a lamentarme porque alguien no me tienda su mano en un momento dado.
Esas situaciones te hacen muchísimo más fuerte de lo que eras, porque en el momento que llegue la oportunidad, vas a ser como un miura que han tenido encerrado y con ganas de comerse el mundo con la fuerza de un toro. Y es ahí cuando nos damos el privilegio de tener la sensación de que no necesitamos ninguna mano para salir adelante, triunfar o disfrutar de tu oportunidad.
Seguramente estarás rodeado de gente de éxito y resulta extraño como compartes una mesa con ellos y miras a tu alrededor y te preguntas por qué no lo tienes tú. Te preguntas una y mil veces por qué no lo tienes tú si estás más que capacitado para tenerlo y ser el mejor!
No nos hagamos más preguntas, no nos preguntemos más por qué? Porque la respuesta siempre la tiene uno sólo y ese se llama TIEMPO. Sólo el tiempo nos dirá y nos contará como sucederá todo y por qué ha sucedido.
Mientras tanto ni se te ocurra preguntarte : qué hice mal?  No has hecho nada mal. NADA
Más bien, pregúntate: qué han hecho ellos mal? Quizá muchas cosas.
Pero todos aquellos que no tienden la mano ni recuerdan cuando tú o tu familia la tendió, no los culpes. Ellos ya tendrán bastante con su conciencia.
Y en el caso de que nunca lleguen a darse cuenta, piensa que más triste es la ignorancia y que por lo tanto no merece la pena.
Se que para muchos es complicado abrir tanto los ojos y dejar de lamentarse porque no les ayudan o no sale su oportunidad. Que muchos pasarán la noche en vela dando vueltas a la cabeza, o escuchando música. Tendrán algún bajonazo de esos que no te levanta ni una tarjeta regalo de El Corte Inglés por valor de 1000 euros. Y es que nos encegamos en lo que queremos conseguir, en nuestra meta, y en cómo conseguirla.
Así que vamos a salir ahí fuera a por ese mundo lleno de posibilidades magníficas que nos depara la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario