miércoles, 30 de diciembre de 2015

MIRAR LA VIDA DE OTRA MANERA

  VIVIRLA SIN PENSARLA NI PLANIFICARLA  
Prácticamente a diario vemos y leemos en las redes sociales millones de reflexiones acerca de la vida, del comportamiento del ser humano, de los rencores, de mensajes a los mejores amigos, a los enfermos, a los que no están y siempre recordamos, esas frases copiadas de internet o de otros muros compartidos y que la gente pretende mandar un mensaje subliminal a alguien. Pero muy pocos son los que de verdad se aplican este tipo de frases o reflexiones acerca de como vivir el presente y la vida con una visión más optimista y saludable. 
Bien, hay momentos de la vida y circunstancias en los que de repente te paras, te sientas y miras fijamente un punto y es donde realmente reflexionas. Haces un balance muy rápido de las cosas y de tu vida. De la vida en sí. Y de pronto piensas, la vida es muy bonita y corta para gastar un minuto en ciertos temas y personas. La vida es eso que nos pasa mientras nos enfocamos en algo que pasó hace tiempo y nos sigue dando vueltas y mareando. Nos preocupamos mucho en por qué no conseguimos esa entrevista de trabajo tan deseada, ese trabajo tan esperado, ese cuerpo tan perfecto y tonificado si nos estamos cuidando y esforzando. Quizás seamos demasiado duros o exigentes con nosotros mismos. Porque mientras nos castigamos o frustramos por lo que no conseguimos estamos dejando pasar la vida. Esos días que no regresan, esas semanas que no vuelven y esos meses y años que van sumando. Y sólo hay un culpable, tú, por no vivirla y disfrutarla llamando a eso problemas en lugar de anécdotas y llamar malas personas a esas simplemente son ignorantes de la vida. 
Hace algún tiempo que decidí tomarme la vida con mucha más calma. No sé si la palabra es calma. La definición es difícil, pero la sensación es absolutamente genial. Es una paz interior brutal. Desde que descubrí esta sensación que es fruto de un trabajo de aprendizaje, a veces forzado, vivo mucho más tranquila y mejor. Una persona muy importante en mi vida me explicó unas frases, la verdad que escasas, pero suficientes para entender perfectamente que debía poner en marcha esta visión de la vida o filosofía YA!
La vida no la podemos planificar, ni la podemos moldear, ni la podemos parar ni acelerar. Es la que es y punto. Ella lleva su ritmo y tu estás subido en un tren que solamente pasa una vez. Por lo tanto, de ti depende vivirla, disfrutarla y montártela como simplemente te de la gana. Independientemente de a quién le guste y a quién no. Es tu vida y tú eres el protagonista de tu película.
No puedes planificar cuando te van a llamar para un trabajo, no puedes planificar tu salud, no puedes planificar tu reloj biológico, ni puedes planificar si mañana te atropella un coche y ocurre un desastre. 
Por lo tanto, cuando empiezas a entender cuatro cosas básicas en máxima profundidad, entonces, sólo ahí empezarás a vivir en harmonía, paz, tranquilidad y empezarás a ser feliz. 
Claro que lo ideal o lo más habitual es tener un trabajo y unas obligaciones a las que acudir para poder aportar una de las partes del poder adquisitivo de tu familia. Claro que puedes planificar cuando tener los hijos cuando la primera de las cosas que hemos citado la tenemos controlada. Claro que podemos hacer como un esquema de nuestra vida. Pero eso no siempre depende de nosotros. Cuando no podemos hacer ni obligar a que una empresa o alguien confíe en nosotros, pues no podemos planificar un tema laboral tan fácil. 
Si eres de las personas que quiere formar una familia, a qué estás esperando? mejor dicho, a quién estás esperando? A que salga la oportunidad de tu vida?
Siento decir que mientras te planificas todos estos esquemas que son más propios de un estudiante de bachiller, la vida te está pasando por delante y no te estás dando ni cuenta. 
Si estás esperando al super trabajo que nunca llega, ya está! ok. Ya le diste su tiempo de margen, ya le diste su cv, ya lo estuviste esperando. Cuánto más de tu tiempo y minutos le vas a dar para esperar algo que quizá nunca llegue? Si quieres formar una familia, házlo! 
porque si no lo haces, al final te quedarás sin trabajo y sin esa familia bonita que querías formar. Todo por miedo, miedo a qué y quién? Tu eres la dueña de tu vida, y tu pareja y tú, los dueños de vuestra familia y vosotros decidís como pintáis vuestro paisaje y cuántos personajes aparecen en ella. 
Si finalmente llega ese trabajo, wow, lo celebraremos, claro que sí, por qué no? En realidad lo necesitábamos para no ir tan apurados. Pero se debe de quedar en un anécdota más. Y darle el protagonismo justo y necesario. 
He de confesar que cuando dejé de angustiarme por no encontrar ese trabajo tan deseado para mi carrera, he empezado a vivir mucho más feliz. Pero desde que además me tomo las cosas y la vida con mucha más filosofía, os puedo asegurar que la paz interior es inmensa. Y es algo que recomiendo al 100%.  Ojo, eso no quiere decir que no tenga problemas. Claro que tengo mis problemas como muchas personas pero los intento llevar de una manera no optimista porque todo problema conlleva tristeza y preocupación, pero si con cierta calma. Porque si la solución no depende de mí, no me sirve de nada angustiarme en exceso, porque eventualmente voy a tener que relajarme. Por lo tanto, lo evitamos y todos mejor. Hace un tiempo que descubrí que el yoga me aporta además de más flexibilidad a mi cuerpo, una sensación de bienestar muy terapéutico. Me encanta! Al igual que mi pasión por ciertos libros que son geniales.
Hay personas que te decepcionan, muchas veces son familiares y bueno, te crean un malestar y un rencor. Ellos no son tontos y saben que algo no han hecho bien, más que nada porque todos somos adultos y sabemos cuando algo está bien y algo mal. Hasta ahí podríamos llegar. 
Pero cuando hemos llegado a este punto de tomarnos la vida así, ellos mismos se extrañan de encontrarte tan tranquila, serena y pacífica. Algunos pensarán que se te ha olvidado. ERROR!!! cuando te hacen daño o algo feo , nunca y cuando digo nunca, es nunca, se olvida!
Otra cosa es que tu lo dejes apartado a un lado y decidas vivir tranquila y sosegada y tener una conversación cordial pero no por eso te olvidas. Sólo que en esta fase de aprendizaje o crecimiento personal, una de las conclusiones a las que llegas es: para qué voy a sacar un tema que las dos partes sabemos de sobra y aquí ya somos mayorcitos. Querer es poder y si esa persona no ha movido un dedo, yo no voy a recordarle lo que no ha hecho y debería de haber hecho. 
He llegado a dos conclusiones muy básicas y muy ciertas:
1- Querer es poder
2- Cada uno con su conciencia ya tiene bastante

Bien, como se aprecia en el artículo a veces para encontrar el camino de la felicidad o aprender a tomarse la vida de una manera mucho más zen, a veces es necesario haber pasado por alguna situación un poco dolorosa. No siempre debe de ser así, pero cuando decides ver la vida tan bonita, fácil y divertida como la estoy viviendo yo en estos momentos, os puedo garantizar que de los momentos duros se aprende. Pero de las personas sabias que te rodeas también. Yo cuento con la suerte de compartir mi vida con una de ellas, y me enseña cada día a vivir la vida como un juego y estamos aquí para jugar. A veces se gana y a veces se pierde, pero nunca olvides que siempre jugando.  

Habrá a quién no le guste tu juego o tu forma de ser, y habrá quién si. Pero yo tengo mi lema y es que mientras lo hagas todo con buena intención no tienes nada de que preocuparte. 
Así que vamos sonreír a la vida y no la dejes escapar más minutos, que pasan rápidos y son oro.                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario