sábado, 26 de marzo de 2016

ESE CAFÉ PENDIENTE

TE TRAEN EL CAFÉ DESDE COLOMBIA? QUERER ES PODER



Si nunca has dicho varias veces a una misma persona que tenéis que quedar para un café es que no eres de este planeta, ó por el contrario, si nunca la misma persona te ha dicho varias veces que tenéis que quedar para un café, entonces tampoco eres como el resto de mortales.
Cuántas veces deberían de repetirnos las cosas para que reaccionáramos y tomemos la iniciativa o digamos que sí?
Todos tenemos a alguien con un café pendiente, cuando decimos pendiente no nos referimos a que debemos pagarlo sino que por el motivo x teníamos una relación con una persona del tema afectivo que sea y hace tiempo que no nos vemos y siempre nos decimos esa frase. Ahí hay varios puntos a analizar, uno es que cuando se dice de volver a encontrarse,eso es que ha habido un sentimiento afectivo de cariño, amistad, etc. y por otro lado, se percibe como inseguridad de no saber cierto si realmente se quiere volver a dar el encuentro porque bien es sabido que el ser humano cuando algo quiere hace lo posible por encontrarlo. Luego hay una parte de incertidumbre de; llamo yo ? ó que me llame ella?, pues llama tú! qué más da? La relación afectiva es entre dos personas bien sean amigas, hermanas, primas, vecinas, ex compañeras de trabajo...etc.
Utilizamos muchas expresiones al conversar con gente que las dejamos ir como si poca importancia tuviesen pero hay expresiones que depende de como reacciones pueden hacer mucho.
Quizá un café con esa vieja amiga, vecina, o conocida te vuelva a traer un buen rato de desconexión, unas risas sanas, unas confidencias, un nuevo punto de apoyo que encontrar, una nueva amistad, un nuevo proyecto laboral, una nueva emoción, nunca sabes. Pero de todos modos, si de verdad tienes algún café pendiente con alguien toma 30 min de un día y queda con esa persona y toma ese café que tantas veces alardeas que tenéis que tomar. Si haces unos intentos de quedar y a la otra persona nunca le va bien pues ahí ya entra tu derecho a desistir cuando lo creas oportuno. Ya sabe que lo has intentado. Por el contrario, si te llaman varias veces para un café y nunca estás disponible pues quizá dejen de llamarte lo cual es totalmente lícito.
Debería ser una obligación diaria conservar las amistades porque por nuestras vidas pasan y han pasado personas realmente buenas y algunas se quedan por el camino. A veces es una lástima porque eran personas con las que conectabas realmente bien, había una química buena y por el motivo que sea os habéis ido distanciando. Cuando una amistad se distancia no es culpa de nadie y de todos, sólo que un día deja de haber ese interés y pasa uno y otro día hasta que finalmente han pasado meses y años.
Observando y analizando a las personas de a pie de calle ves lo siguiente; antes tenían una vida social bastante activa, con el paso del tiempo algunas van encontrando pareja, otras conocen otros grupos de gente más molones, algunas de repente son abuelas ó abuelos, se casan, tienen hijos, encuentran trabajo, ó muy curioso los que trabajan en el sector sanitario, tienen guardia, cachis en la mar, cuando hay un evento tienen guardia, pero el truco del almendruco ese ya lo conocemos.
Bien, pues lo que queremos decir es que hay personas que tienen una vida social activa y no saben mantenerla estable, es decir, ó una cosa ó la otra, pero no mantienen las dos. Se puede ser amiga, novia o novio, esposa, abuela, y médico y poder continuar manteniendo las amistades. Sé que todos utilizan el factor tiempo y es cierto que a veces no se puede alargar más el dá, pero siempre decimos lo mismo y ante eso no se puede arremetir, querer es poder. En las 24h que tiene el día seguro que 30 min tienes para ver a una persona si quieres.
Ahí entra el factor influyente de las personas y es que nos movemos por preferencias y el tiempo lo distribuimos en función de las preferencias. Llega la tarde y todos nos sentimos cansados de la jornada laboral, de madre, de ama de casa, de los niños y del día en general, pero nadie dijo que las cosas fueran fáciles y que no todo apetece en la vida. Si de verdad quieres algo, no puedes esperar al día que tengas muchas muchas ganas de hacerlo. Si de verdad aprecias a esa persona que le prometiste que tomarías un café con ella, sólo tienes que coger el bolso, las llaves y salir de casa. Si queremos mantener las amistades tendremos que hacer un esfuerzo. Porque sabes que pasa? que hay sensaciones muy feas de pensar: qué soy de esa persona? amiga? conocida? vieja amiga? y lo curioso es que en esos tiempos habéis compartido momentos y confidencias que con amigas actuales no. A mi me está pasando con alguna persona y la sensación no me gusta. Y personalmente es raro, para la vida cotidiana no tiene más importancia pero hay instantes en los que piensas; que pena con los buenos ratos y cafés que hemos compartido. Pues esos cafés pendientes rompen amistades para siempre o las vuelven a unir. En tus manos está volver a retomarlo.
Tienes algún café pendiente? seguro que varios, como todos nosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario