jueves, 17 de marzo de 2016

EVITAR SITUACIONES DE ESTRES



                       ¿ CÓMO EVITAR SITUACIONES DE ESTRES?

Una pregunta complicada verdad? En algún momento de nuestra vida o del día nos encontramos con situaciones de alto nivel de estrés. No siempre el estrés es esa actividad repetitiva o mucha cantidad de trabajo. A veces una pequeña situación o una persona determinada te genera de forma automática una situación de estrés. Es como si apretasen un botón en tu sistema nervioso que sólo de pensarlo te aceleras, te pones nerviosa. Y al no controlarlo o empezar a trabajar en ello nos lo pasamos realmente mal. Eso va con el carácter de cada persona pero es alucinante como ciertas personas nerviosas tienen una capacidad de autocontrol muy grande, mientras que a veces las que aparentan más tranquilas les cuesta muchísimo poder controlarse.
Cuando nos encontramos en ese momento que nos produce un pico de nervios tendemos a acelerarlo y acabamos muy agotados física y mentalmente. Puede ser desde una discusión con un familiar que al acercarte a la puerta de su casa ya sabes que va a surgir una discusión, una tarea que sabemos que no nos gusta y al verla ya respiramos de otro modo, o simplemente esa persona que nunca hemos soportado de su presencia y simplemente te saca de los nervios. Muchas de estas situaciones son irracionales mientras que otras son más que justificadas. Hay familiares que son especialistas en sacarte de las casillas y saben darte donde más duele, a veces son los padres. Pero es un tema complicado el de los padres. En ocasiones se comenta que los niños dan mucho trabajo pero analizándolo profundamente sin duda alguna los padres dan mucho más trabajo a nivel emocional. El nivel de energía que consumen es enorme. Y hay que hacer un buen ejercicio para saber manejar ese tipo de chantaje emocional.
Hay momentos de estrés que nos los producimos nosotros mismos por pensamientos o recuerdos que nos vienen y eso a veces también con los minutos llegas a ponerte muy nervioso y cuesta controlarlo. Puede ser una persona que en su día te hizo daño, te fastidió por lo que sea, alguien que no es trigo limpio y eres sabedora de que te ha jugado alguna mala pasada y no lo has olvidado. Sólo el pensar en esa persona tu cuerpo reacciona poniendo alertas en tu sistema nervioso.
Hay que aprender a manejar ese tipo de situaciones porque eso nos genera un episodio de ansiedad que lleva al disgusto, al llanto y a la discusión con una persona que tengas al lado en ese momento porque es la que va a pagar tu mal humor. No puedes decir, a partir de hoy si esa persona me genera odio, voy a amarla. No. No debes ni tienes el por qué, y si llegado un momento dado te encuentras con ella se lo puedes decir tranquilamente. Si de verdad te hizo daño y además eres conocedora de que fue intencionadamente, no hay ningún problema en decírselo. No hay nada malo, y no te preocupes por eso que a las personas el tiempo las pone en su lugar, siempre! más tarde o más pronto, pero las pone. No hay prisa, pueden pasar uno, dos ó tres años , no hay prisa todo llega.
Pero esos picos de estrés que nos permitimos tan alegremente sólo hacen que nos angustiemos sin ninguna finalidad, porque eventualmente vas a tener que relajarte y bajar del pico. No hay persona que pueda sobrevivir en ese pico por mucho, por tanto mejor evitar subir no?
Es complicado, muy complicado . Porque el día a día tiene muchos momentos maravillosos y otros que son muy estresantes pero hay que poco a poco trabajarlo.
Esos días en los que te enojas como nunca y te pones tan furiosa o has tenido una discusión de las que te disgustan, luego te calmas con el paso de las horas. Pero al día siguiente eso deja una resaca emocional que es lo más parecido a que te haya pasado un camión por encima o que vengas de correr una maratón.
Cuando estés empezando a notar que tu pensamiento se está enfocando en algo que no es saludable para tu sistema nervioso, cuenta hasta diez, intenta cambiarlo, o dejarlo ahí y no continuar. Si es que estás yendo a casa de ese familiar que te genera ansiedad, da media vuelta y ves cuando estés preparado. Si es por entrar a ese centro comercial tan asfixiante, piensa unos segundos si realmente es urgente para hoy. Si no lo es, da media vuelta y vas al día siguiente. A veces las cosas más pequeñas del día a día nos generan mucha ansiedad, y se pueden evitar parándote a pensar si realmente es urgente. Si tienes que ir a por los niños al colegio y quieres antes ir al supermercado, ya te estás poniendo en alerta pensando que tienes que comprar, ir a sacar la compra y luego al colegio. Pues quizá no sea tan urgente y pensando en lo que tienes en casa quizá puede esperar a mañana. Y esos 30 min de margen que tienes antes de ir al colegio siéntate a tomar una infusión o simplemente siéntate a respirar hondo. También puedes quedarte en el coche a leer tus redes sociales que por lo visto es donde la gente hoy en día se evade del universo.
Da igual si te sientas con un té, con whastsap ó haces el pino puente, la cuestión que sea algo que te produzca relax y no estrés. Porque a veces queremos llegar a todo y a todos y tampoco nos lo exige nadie. Somos muy exigentes con nosotros mismos. Piensa que cuando recojas a tus hijos hasta la hora de dormir no vas a parar. No hace falta que explique el ritual de ser madre a partir de las 5 porque las que tienen niños ya saben como funciona.
Tenemos una facilidad para complicarnos la vida que es brutal. A veces nos quejamos que estamos pendientes de nuestros padres. Pero muchos días ellos no nos llaman y somos nosotros quienes les llamamos a todas horas para saber qué hacen, cómo están, y si les notamos serios nos falta tiempo para preguntar, qué pasa algo??? es muy cómico, seguramente no ocurra nada. Pero si ya tienes cosas, o puedes tener un día tranquilo, chica no te lo compliques más. A veces parece que nos guste.
Una persona me enseñó, más bien me aconsejó que no quisiera saber tanto. Que cuando ocurre algo seguro que me entero. Y así es. Pero uno de los hobbies más practicado en la actualidad después del running es complicarnos la vida. Y lo hacemos de categoría.
Bien, vamos a ver si esto nos sirve para reflexionar un poco aunque sea. Y os dejo con un poco de música que la podéis poner de fondo. Os aconsejo que tengáis una carpeta de éstas o cd en el coche. Es la gloria.
Enjoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario