miércoles, 16 de marzo de 2016


SUPERAR UNA RUPTURA

Todos desde bien jovencitos sabemos que las relaciones sentimentales no duran para siempre, o por lo menos algunas. Somos sabedores de que las rupturas son desagradables y dolorosas, pero nunca llegamos a estar preparados para afrontar una. A lo largo de la vida de una persona que socializa bastante o haya tenido sus noviazgos recuerda cada uno de forma distinta y con una importancia determinada a cada una de ellas. Siempre se recuerda a alguna persona con más cariño, nostalgia o cordialidad que a otras. Hay algunas que por supuesto las borras de tu mente como si nunca hubiesen existido porque eso quiere decir que no te han aportado nada en tu vida o por lo menos si lo han hecho ha sido de forma negativa. Por supuesto hay quien recuerda a ex parejas con absoluto y rotundo odio.
Pero siempre hay una ruptura que es muy dolorosa y se pasa francamente mal. Hay personas que llegan a la depresión, y bueno tampoco es nada de lo que se deben avergonzar. Cada persona las vive de una forma distinta. Hay amores que son muy dolorosos, bien sea por la dependencia que sufren o simplemente siguen enamorados y les resulta prácticamente imposible olvidarlos. Casi les resulta imposible asumir que ya no están juntos. Muchos tienen el don de la oportunidad y deciden termiar con la relación en el momento menos adecuado. Tras muchas conversaciones mantenidas entre ambos donde se deja claro que ya no se continúa y eso terminó, como todos sabemos hay uno de los dos que lo pasa mal. Y ese siempre tiende a continuar con los mensajes, mails, llamadas, intentar encontrarse con esa persona de forma " casual" porque todavía no asume que no están juntos. Es muy duro y doloroso para esa parte. Recordemos que siempre está el que deja y el que es dejado. No es la misma situación pero las dos partes lo pasan mal. Está claro que uno de los dos es el que sufre pero la parte que toma la decisión se siente con tal sentimiento de culpa por dañar a esa persona a la que sigue apreciando que también le resulta difícil. Partamos de la base que no ha matado a nadie, solamente ha decidido terminar con una etapa de su vida que está en su pleno derecho. Esa persona como definiría la sociedad " el malo de la película" tiene que afrontar numerosas críticas y comentarios, a veces ciertos, a veces no.
Es un proceso complicado el tema de la ruptura porque están las familias implicadas en algunos casos, los padres se encariñan y se enfadan con sus hijos e incluyo entran en un periodo de tristeza también. Luego están los amigos, posición difícil la de los amigos porque por supuesto los tienen en común y es difícil para ellos posicionarse o hacer cualquier acto que pueda malinterpretarse. No nos olvidemos que la parte afectada está hipersensible y despechada y todo va a ser como víctima. En su medida es una víctima porque es muy doloroso asumir que ya no te quieren o no están enamorados de ti. Y si le sumamos el factor terceras personas de por medio, pues es terrible. Y luego está la frase más terrible de : te quiero como amiga! Parece que te están haciendo un favor y en realidad te están destrozando el corazón. A veces resulta muy  muy complicado de llevar estos casos. Aquí sólo el tiempo puede curar. No hay más medicina.
Cuando estás en período de intentar superar una ruptura se tiene que dividir por pasos e intentar organizar la mente. Lo más importante es mantener la calma, serenidad y no perder las formas. Primero hay que asimilarlo, es como un duelo, hay que pasarlo y no queda otra, pero pasa. Todo pasa.
Se que para la persona que lo está pasando es como un pozo doloroso que le cuesta. Se pasará el tiempo haciéndose preguntas de por qué? qué hice mal? en que puedo mejorar? Pero eso entra en la fase normal, pero esas preguntas por muchas veces que se las haga no encontrará una respuesta porque lo peor del amor cuando se acaba, es que se acabó.
Pero no hay que desesperarse o morir en el intento porque de todo esto hay cosas muy buenas y positivas. Al principio por mucho que se lo expliques a la parte afectada te dirá que no hay ninguna cosa buena. Pero con el correr de los días irá haciendo su vida, un día tras otro, y poco a poco irá dándose cuenta de que no pasa nada y no se termina el mundo. Empiezas a conocer gente nueva, haces más ejercicio, vas más al gym y allí hay muchas personas sin pareja que hacen quedadas para tomar algo los jueves o viernes por la noche y que no te de reparo en apuntarte. Si te dicen que vayas, ves. Aunque no te apetezca mucho debes ir algún día porque esa noche puede que te rías un montón y simplemente has pasado un rato agradable con gente amable y no hay mejor terapia que estar con un grupo de gente echando unas risas. Porque durante ese momento te olvidas de todo lo demás. Que no te de pena aparcar la pena por unas horas que para pensar el día tiene 24h y la noche es muy larga. Así que con el tiempo irás conociendo más y más gente, y harás más planes. Habrán días que te guste el plan y habrán días que no, pues no pasa nada. Por quedarte en casa a ordenar tus cosas, leer un buen libro, o ver unos capítulos de tu serie favorita, no te vas a morir, y entonces empezarás a descubrir que la soledad a veces es un privilegio. De vez en cuando te dará algún bajón pero serán momentos puntuales que luego cuando te has desahogado el día vuelve a ser maravilloso y lleno de posibilidades. Para esos días más  oscuros yo recomiendo un masaje relajante porque consiguen que desconectes absolutamente la mente de todo y sales como nueva.
Si la ruptura se da en primavera que suelen haber muchas, los días empiezan a ser más largos y viene el buen tiempo y la gente queda más para tomar algo o ir a hacer deporte al aire libre. Ten muy en cuenta que si en tu gym hacen salidas de senderismo por la montaña son grandes aliadas para tomar aire puro y continuar socializando. Como los sábados puede que no tengas un superplan o no has trasnochado mucho no te importará madrugar el domingo. Os tengo que comunicar que en períodos de soltería en ocasiones los domingos pueden llegar a ser odiosos porque todos tienen plan o nadie quiere salir. No desesperéis, no lleguéis al punto de máximo agobio busca una actividad, salir a correr, un baño, visitar a un familiar,...
Ahí ya estamos hablando de que ha pasado un mes o par de meses los cuales ya has podido darte cuenta de muchas cosas. La más bonita y gratificante pero esta lleva un tiempo más largo, es a aprender y disfrutar de ti misma. Es decir, de no necesitar pareja, aprender a vivir sola, a valorar lo agusto que se está en tu casa sin obligaciones ni nadie que te esté esperando o que te diga como tienes que hacer las cosas. Si te proponen planes para salir, si hay alguno que te apetece bien, sino pues te quedas en casa haciendo cosas que seguro que empiezas a descubrir cosas nuevas en tu casa. Puedes hacer un cambio de decoración, te puedes ir a ikea y dar un pequeño cambio a las cosas. Puedes organizarte los armarios y cajones y tirar todo aquello que ya no necesitas. Si le das un nuevo aire a tu hogar, te darás un nuevo aire a ti misma.
Déjate ayudar por tus amigos o amigas, ellos muchas veces nos dan buenos consejos pero cuando se está muy obsesionado con algo es difícil atenderlos. Con el paso del tiempo aprenderás a escucharlos. Tienes que tener un poco de precaución de no sobresaturar a los amigos hablando de tu ex, ellos estarán dispuestos a ayudarte en lo que necesites pero si cada vez que estás con ellos le taladras con ese tema ellos se agobiarán. A veces no lo harán con mala intención por falta de información porque quizá nunca hayan vivido una ruptura, entonces nunca llegarán a poder entenderte como te sientes. Es como el que padece un episodio de ansiedad y la otra persona se enfada. Si nunca la sufrió nunca la entenderá. Hay cosas que hay que pasarlas para entederlas. De todos modos los amigos piensa que si te llaman para despejarte o acompañarles a tomar unas cervezas, es posible que también ellos necesiten despejarse y reírse un rato de otros problemas que tengan con el trabajo o familia, si les colapsas con tu ex a ellos tampoco les estás dejando demasiado aire.
Un punto de apoyo muy grande en este proceso es la lectura, hay libros buenísimos que te ayudan a desconectar mucho. Más abajo dejaré algunos títulos que son interesantes.
Pero con el tiempo te sentirás más satisfecha contigo misma de que has podido sobrevivir y hacer otras actividades que antes no conocías y que te pasado absolutamente nada. Todas esto es un proceso de aprendizaje que a lo largo de la vida recordarás como algo duro pero que ha llevado su sacrificio y con ello una recompensa que es el aprender a vivir sola. Ese el mayor logro que puedas tener, porque si consigues eso, podrás enfrentarte a cualquier cosa y tipo de relación.
Te habrás dado cuenta de cosas que has hecho y que jamás pensarías que serías capaz de hacer. Perderás muchos de los miedos que tenías.
Así que dentro de todo ese dolor también se esconde algo bueno que tienes que descubrirás tu sola con el tiempo. Y estoy segura de que te sentirás satisfecha de lograrlo.
En el próximo post hablaremos de como empezar o enfocarte a una nueva relación.

Libros recomendados:
COME REZA AMA
AMAR O DEPENDER - Walter Riso
LA MAGIA DEL ORDEN
LAS GAFAS DE LA FELICIDAD
LA LEY DEL SECRETO - Más recomendable el documental en vídeo

Si os interesa tengo muchísimos más nombres pero ahora os dejo algo para abrir boca. El de come reza ama es entrenido y muy recomendable y seguiría con la magia del orden para poner orden en tu vida y tu casa. El de las gafas de la felicidad lo compré en Natura en Pamplona y lo empecé y la verdad es que es muy interesante para todo el mundo. Ver la vida de otro modo.

Os dejo con un enlace de Ismael Serrano para que os permitáis un momento de melancolía. Este fragmento de canción con esta introducción siempre me pareció perfecta para momentos así.
Disfrutadlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario