lunes, 4 de abril de 2016

UN POCO DE ECONOMIA

EN MANOS DE QUIÉN ESTAMOS? TIERRA DE NADIE?

Todos nos levantamos por la mañana a realizar nuestro día a día, sea el que sea, y acaba la jornada diaria y así un día tras otro hasta que van pasando los meses. Pero es que hace un tiempo en este país teníamos presidente del Gobierno, es decir, de una manera u otra, por detrás o de cara a la galería teníamos una figura que representaba al país y que se supone toma las decisiones junto con su equipo de gobierno.
No hace muchos días hablábamos de una posible salida de la crisis económica que ha azotado a este país tan fuerte e hicimos un inciso en el tema de la construcción, nos paramos a reflexionar en este tema por poner un ejemplo y ver que realmente todavía seguimos en problemas. Pero ese sólo es uno de los problemas que tenemos en este momento si lo comparamos con que ni siquiera tenemos un órgano de gobierno que esté representando al país. Sí, tenemos un gobierno en funciones pero este gobierno es provisional y tampoco es cuestión de que continúe  así. O se está o no se está, pero a veces los tonos grises no sirven. Y a él tampoco creo que le apetezca ser el segundo plato de nadie.
Lo que no se puede pretender es hacer lo imposible y mover cielo y tierra para apartar del gobierno a un partido pero hasta que no me ponga de acuerdo con mis posibles amigos, continúa tú al mando hasta que negocie cual va a ser mi sueldo o mi cargo en el gobierno. Aquí algo se está haciendo relamente mal, y cuando decimos mal es mal.
Mediante este artículo no nos vamos a posicionar de ninguna ideología política, simplemente vamos a reflexionar a nivel económico y político de la situación del país.
Por primera vez en España se ha dado la posibilidad al cambio con partidos políticos nuevos, generaciones jóvenes y con ganas de comerse el mundo. A simple vista resultaba muy atractiva la idea de que nuevos aires y nuevos rostros con ganas de hacer cambios importantes entrasen a formar parte del gobierno con sus respectivas dudas e incertidumbres. Y así se plasmó en las urnas. Pero estos chiquitos que tanto habían reclamado una oportunidad para demostrar lo que pueden hacer, tanto que habían soñado con llegar al gobierno, tan increíble que les parecía haber conseguido que la gente les votase, y ahora qué está ocurriendo?
Están siendo realmente torpes, están actuando con una torpeza increíblemente brutal.
Eres joven, con unos conocimientos de economía y política elevados y competentes, tienes la suerte de poder estar en el congreso y rodearte de expertos de lo que puedes aprender de manera infinita, si no te atreves o te da respeto gobernar sólo, tienes la posibilidad de pactar con otros partidos, y pasan los meses y no hay una solución para gobernar ni diálogo válido. Que está ocurriendo?
Estos chiquitos jóvenes llevan años a la sombra de otros y persiguiendo estar detrás de la política fuerte, la política conflictiva, y para eso tienes que estar hecho de otra pasta para aguantar un alto nivel de presión. Y no puedes cometer tantas torpezas antes de gobernar o estando a las puertas.
Cuando estudiábamos economía y política en la facultad por cinco años eran horas y horas de clases de economía, política, cifras y estudiar desde el primer hasta el último impuesto que se establece en este país. Dentro de cada impuesto estudiarte desde la primera exención hasta el último requisito, y así año tras año. Esta formación supuestamente nos la daban los expertos en economía y política, de hecho a varios de los profesores hoy los veo en los debates de televisión o en los desayunos.
Aún así de recibir una formación en una buena facultad donde han salido ministros los cuales dejaron la docencia para dedicarse completamente a la política y formar parte del órgano de gobierno principal, la economía parecía no alcanzar sus mejores resultados. Pero ahora, ahora qué van a intentar enseñar a esos cientos y miles de estudiantes de economía? Qué van a intentar formar en las aulas? Debe ser interesante ir de oyente a ver que se está intentando decir a esos jóvenes con un futuro por delante. Puede que no sepan bien bien como explicarles que el país está hecho un desastre. Puede que intentan evadir esas conversaciones con la macroeconomía, la microeconomía, estadística y las asignaturas de derecho que teníamos, porque mientras estás con fórmulas, no prestas demasiada atención a la situación económica actual.
Tenemos un gran problema ahora mismo, y no es que no sólo no tengamos un gobierno definido sino que vamos más allá y se intentan complicar más las cosas con el tema de la independencia de Cataluña. No vamos a entrar en si se está a favor o en contra porque aquí cada opinión es respetable al igual que cada voto, pero quizás no sea el momento de tratar tantos temas a la vez. Porque lo único que estamos es complicando las cosas una y otra vez. Está claro que es una comunidad que recauda un porcentaje muy elevado de impuestos, sobretodo de ibi que es el impuesto que mayor porcentaje se llevan tanto la comunidad autónoma como el gobierno central. La cuestión todos los temas a la vez va a ser difícil solucionarlos.
Volviendo al tema de los posibles candidatos a la presidencia del gobierno, sorprende la torpeza con la que están actuando. En las campañas se mostraban tan seguros de sus propuestas, yo siempre digo que es lo más parecido a las sectas religiosas donde intentan convencerte para llevarte a su terreno. Pero estas jóvenes promesas una vez tienen la oportunidad de formar un gobierno coherente y con dos dedos de frente, ahora mismo resulta que les preocupa más cuál van a ser sus sueldos o su posición en la jerarquía del gobierno, que de verdad ponerse a trabajar ya de una vez por todas. Lamentablemente lo único que están mostrando todos y cada uno de ellos es que les importa muy poco en que situación económica y política nos encontramos. Y si tuviese la oportunidad de tenerles cara a cara en un desayuno o debate les diría que si de verdad venían con ganas de comerse el mundo y poner nuevas soluciones, que lo demuestren y dejen de mirar tanto los ceros de su cuenta bancaria. Ese método ya se ha utilizado otras veces y no ha funcionado.
La verdad que el resultado de los escanios de las elecciones pasadas no han podido ser más desastrosos ni retorcidos porque lo mires de la forma que lo mires, no hay manera de hacer un gobierno. Realmente es difícil y complicado obtener un resultado así, pero sólo en España sabemos complicarnos la vida de este modo, y es que lo hacemos como nadie. Hasta en elegir un presidente no nos ponemos de acuerdo. La pregunta sería, por dónde empezamos a poner una solución? Volver a hacer elecciones que es lo más probable que ocurra, pero será esa la solución? Seguramente este tema irá para largo...
Y entonces en manos de quién estamos ahora mismo? Quién da las órdenes? Funcionamos por inercia? Porque aquí todo el mundo va haciendo su marcha y aumentando el consumo de las familias sin ni siquiera saber que va a ser de nosotros. Estamos viviendo en tierra de nadie?
Resulta un poco cómico querer formar parte de los países de la Comunidad Europea y querer o pretender estar al nivel de los demás países europeos si ni siquiera somos capaces de formar un Gobierno. Puede que esté equivocada pero si desde dentro ya se percibe esta imagen desastrosa, cómo creéis que nos verán desde fuera?

No hay comentarios:

Publicar un comentario